Aireación Profunda

Sistemas de aireación profunda

Somos especialistas en la recuperación de balsas de riegos y lagos utilizando nuestros sistemas de aireación profunda. Gracias a estos conseguimos:

  • Eliminación de algas y evitar la proliferación masiva de estas
  • Reducción y eliminación de los nieles de fangos y lodos acumulados en el fondo de la balsa / lago
  • Incremento homogéneo de los niveles de oxígeno del agua
  • Reducción de la evaporación del agua provocada por el calentamiento de la capa superficial
  • Homogenización de la temperatura en toda la altura de la lámina de agua
  • Reducción de los problemas de obstrucción de filtros, aspersores, goteros, etc.

La aireación profunda consiste en la inyección de aire en el fondo del pantano o lago con el fin de crear una columna de agua/aire que posibilita que el agua del fondo, con bajo contenido en oxígeno, se mezcle con el agua de la superficie de alto contenido en oxígeno.

En este proceso intervienen millones de finas burbujas de aire que en su proceso ascendente van transfiriendo oxígeno al agua, consiguiendo un equilibrio natural del medio.

CONTENIDO

Somos especialistas en la recuperación de balsas de riegos y lagos utilizando nuestros sistemas de aireación profunda. Gracias a estos conseguimos:

  • Eliminación de algas y evitar la proliferación masiva de estas
  • Reducción y eliminación de los nieles de fangos y lodos acumulados en el fondo de la balsa / lago
  • Incremento homogéneo de los niveles de oxígeno del agua
  • Reducción de la evaporación del agua provocada por el calentamiento de la capa superficial
  • Homogenización de la temperatura en toda la altura de la lámina de agua
  • Reducción de los problemas de obstrucción de filtros, aspersores, goteros, etc.

La aireación profunda consiste en la inyección de aire en el fondo del pantano o lago con el fin de crear una columna de agua/aire que posibilita que el agua del fondo, con bajo contenido en oxígeno, se mezcle con el agua de la superficie de alto contenido en oxígeno.

En este proceso intervienen millones de finas burbujas de aire que en su proceso ascendente van transfiriendo oxígeno al agua, consiguiendo un equilibrio natural del medio.

Ozono y aireación profunda

El ozono es el agente oxidante que actúa más rápidamente en la desinfección propiciando un excelente control microbiológico. Es el segundo elemento con mayor con mayor poder oxidante después del flúor.

Debido a la gran capacidad destructora, (oxidante) y por la rapidez en que se disgrega su tercer átomo volviéndose oxígeno es empleado con absoluta seguridad, con óptimos resultados e infinitamente más confiables que los obtenidos mediante otros productos químicos.

Es evidente que el O3 es muy rápido y eficaz en su actuación, siendo además inodoro, insípido y no se le conoce derivados que pudieran ser perjudiciales para la salud.

La inestabilidad del ozono, que en un principio podría parecer un inconveniente, ya que lo hace difícil de envasar y que obliga a su fabricación in situ, se convierte en una de sus mayores virtudes debido a que tras su actuación como oxidante se transforma en oxígeno y desaparece sin dejar residuos.

Aireación Profunda / Ozoaireación

La Aireación Profunda / Ozoaireación es un proceso desarrollado por Oxicom en que se complementan dos tectologías punteras en el tratamiento de aguas, la ozonización y la difusión de burbuja fina.

Durante más de 20 años Oxicom ha desarrollado sistemas de transferencia de gases al agua para ser aplicados en muy diversas instalaciones.

Estos conocimientos han servido para desarrollar el sistema ARIO3 de aireación de lagos, siendo considerado uno de los sistemas más eficaces del mercado para este tipo de aplicaciones.

Sistemas de difusión

La transferencia de oxígeno al agua es directamente proporcional al tiempo de contacto de burbujas en la misma. Controlar el diámetro de estas pequeñas burbujas es muy importante para que la transferencia de oxígeno sea lo más alta posible y se produzca el movimiento de agua homogéneo.

Estas características hacen que los costos energéticos de nuestros sistemas de Aireación Profunda / Ozoaireación se reduzcan drásticamente frente a nuestros competidores.

El incremento mundial de los costos de energía y las exigencias cada vez mayores del mercado, hace que nuestro sistema de Aireación Profunda / Ozoaireación sea cada vez más atractivo para nuestros clientes.

A mayor tamaño de burbuja, mayor velocidad de ascenso y menor transferencia de oxígeno.

Nuestros sistemas poseen certificaciones independientes en cuanto a la transferencia de oxígeno y la energía requerida.

Todas las burbujas producidas por nuestros sistemas poseen un diámetro entre 0,5mm y 2,5 mm, ofreciendo la transferencia más alta de la industria de la aireación (10% por metro de columna de agua).

¿Cómo conseguimos los ahorros?

El principio es muy sencillo. Las burbujas de gran tamaño suben a la superficie a mayor velocidad que las burbujas finas.

Las burbujas de gran tamaño crean los que denominamos Flujo Turbulento, y las burbujas de tamaño pequeño producen el llamado Flujo Laminar.

El flujo turbulento produce gasto de energía innecesario y el laminar ofrece consumos energéticos optimizados.

Los difusores

Los difusores modulares de disco están construidos en un soporte de acero inoxidable, el cual puede albergar diferentes tipos de tubería de aireación. Su diámetro de 1200 mm está optimizado para cubrir una gran superficie y ofrecer la máxima eficiencia en transferencia de oxígeno evitando la coalescencia de las burbujas.

La tubería de aireación posee cortes quirúrgicos de 25 micras de espesor en toda su longitud y que tan solo necesitan una presión de 0,15 bar, por encima de la presión hidrostática, para expulsar el aire uniformemente.

Estos cortes tan precisos actúan a su vez de válvula de retención para evitar la entrada de agua y sólidos a la tubería.

Nuestra tubería está diseñada y construida para ofrecer los más altos rendimientos con las menores pérdidas de carga. Cada salida de aire emite 5 microburbujas por segundo o lo que es lo mismo más de mil millones de burbujas al día.

Eliminación de Mosquitos

Tras la instalación de un sistema de Aireación Profunda / Ozoaireación, se evita la proliferación de mosquitos y otras larvas acuáticas, por varios efectos:

Reducción de nutrientes orgánicos de los que las larvas dependen para su crecimiento, impidiéndolas llegar a término.

Mejora de las condiciones de vida para depredadores naturales de insectos como los peces.

Remoción continua de la lámina de agua, lo que imposibilita las condiciones que necesitan las larvas para evolucionar, ya que se desarrollan flotando en la superficie porque respiran aire y necesitan aguas en calma para mantener ese equilibrio entre su parte aérea y su parte acuática, por lo que con ese movimiento del agua no es viable el desarrollo de las larvas sobre la superficie del agua.

Reducción de Nutrientes para las Algas

Por medio de la instalación de Aireación Profunda / Ozoaireación profunda en un lago, conseguimos varios efectos, ya que afectamos a los tres factores clave: oxígeno, nutrientes y temperatura.

Difundiendo grandes cantidades de oxígeno, se crea y fortalece una gran colonia de bacterias aerobias, que trabajarán limpiando el lago de nutrientes orgánicos y desechos.

Aparte del ataque de las bacterias aerobias, tendremos el efecto oxidativo del oxígeno en sí sobre la materia orgánica, y el efecto oxidativo mucho más potente, el efecto clarificador y el efecto desodorizador del Ozono. Además evitaremos que el fósforo sea capaz de abandonar de los sedimentos.

Finalmente, debido al fuerte efecto de recirculación creado con la aireación profunda, eliminamos la estratificación, bajando así la temperatura del agua de superficie y oxigenando intensivamente las zonas profundas.

Una Aireación Profunda / Ozoaireación bien dimensionada, no sólo evitará la deposición de nuevos fangos orgánicos, sino que, con la introducción inicial de un aporte de bacterias aerobias, produce reducciones en fangos ya existentes de hasta varias decenas de centímetros al año.

Claridad

La Aireación Profunda / Ozoaireación es completamente distinta en este aspecto a cualquier tipo de aireación al incorporar el ozono, que es reconocido como el mejor sistema existente para la eliminación de color de cualquier tipo de agua, por su extremo efecto oxidante. Este efecto se suma al, aunque mucho más leve, también considerable carácter oxidante del oxígeno como tal, proporcionando diferencias muy importantes en la claridad de lagos, balsas y estanques.

La falta de oxígeno

El oxígeno disuelto es oxígeno gaseoso disuelto en una solución acuosa.

Para que el agua de un lago o estanque este en buen estado se considera que debe poseer una cantidad de oxígeno disuelto del orden de 5 ppm. Por debajo de estos valores pueden empezar a aparecer problemas.

¿Cuáles son estos problemas asociados con un bajo nivel de oxígeno disuelto?

El primer problema que aparece es la mortandad de los peces y otra fauna acuática que exista en el lago.

En paralelo se produce un efecto de descomposición de los restos orgánicos, produciendo un proceso anaeróbico y la formación de sulfuro de hidrógeno, produciendo niveles altos de malos olores.

También, en el caso de estanques más profundos, la falta de oxígeno llevará a estratificación, es decir habrá una parte profunda del estanque que significa allí se convierte en una capa en el fondo del estanque con niveles muy bajos de oxígeno.

Por último se produce una proliferación de algas y plantas que cuando mueren van aumentando el sedimento en el fondo del lago con lo que su capacidad se verá mermada…

SE LLEGA A UN PROCESO DE EUTROFIZACION

La estratificación

La estratificación aparece cuando se crea, en un lago o embalse, una capa superficial cálida, rica en oxígeno, y por otro lado, una capa profunda fría, pobre en oxígeno, que no llegan a mezclarse. Como resultado se produce un empobrecimiento de la vida animal de los fondos (por falta de oxígeno) y la aparición de fenómenos de Putrefacción.

Si la concentración de oxígeno cae a niveles mínimos de anoxia (muy acentuado cuando los nutrientes abundan) tiene como resultado que gran parte de los organismos de los fondos muere y comienzan a aparecer fenómenos de putrefacción con liberación de gases malolientes. Ello puede provocar la remoción de los fondos y la extensión de la anoxia en toda la balsa ocasionando importantes mortandades en la fauna acuática.

Aireación profunda

La aireación profunda consiste en la inyección de aire en el fondo del pantano o lago con el fin de crear una columna de agua/aire que posibilita que el agua del fondo, con bajo contenido en oxígeno, se mezcle con el agua se la superficie de alto contenido en oxígeno.

En este proceso intervienen millones de finas burbujas de aire que en su proceso ascendente van transfiriendo oxígeno al agua, consiguiendo un equilibrio natural del medio

Principales ventajas

Reducción de nutrientes para las algas

En la ecología de un lago, dos de los macronutrientes fundamentales son el fósforo y el nitrógeno.

De hecho, el fósforo se ha identificado individualmente como el que más contribuye al crecimiento de plantas acuáticas. Hay que tener en cuenta que un gramo de fósforo producirá 100 gramos de biomasa de algas. Según se incrementa el nivel de nutrientes en el agua, así aumenta el crecimiento de algas y malas hierbas. Esto es un serio problema, tanto desde el punto de vista medioambiental, como estético.

Las tres fuentes más comunes de estos macronutrientes son la vegetación muerta y sedimentos del fondo del lago, los lixiviados y escorrentías del terreno circundante, y las fuentes de aporte de agua al lago.

La principal de todas ellas es la producida por la vegetación muerta en el fondo del lago. Se ha de tener en cuenta que, por ejemplo las algas verdeazuladas (cianobacterias), aunque tienen una vida media de 2 semanas, pueden provocar un crecimiento descontrolado que duplique su población cada 20 minutos.

Esta capa de “compost”, actúa como nutriente de las futuras algas y malas hierbas, además de consumir enormemente el oxígeno en el fondo del lago. Con un nivel bajo de oxígeno se desactiva el mecanismo natural del lago de biodegradación de nutrientes orgánicos (digestión aeróbica).

La aireación en el fondo de un lago fortalece y mantiene la actividad de la colonia de bacterias aerobias en éste, que ayudarán tremendamente a la reducción de los nutrientes del lago.

Los altos niveles de oxígeno en el fondo del lago impedirán la liberación de fósforo desde los sedimentos, cortándose así la más importante fuente interna de nutrientes. El efecto que se produce se debe a una reacción química de oxidación, que afecta también a algunos otros contaminantes como el Hierro o el Manganeso, y es el paso desde formas solubles a formas insolubles, que no pueden ser asimiladas por las plantas.

En condiciones de bajos niveles de oxígeno, las bacterias anaerobias transforman los sedimentos, desprendiendo sustancias indeseables como metano, amonio y sulfuro de hidrógeno, y vuelven a re-solubilizar en el agua nutrientes indeseados, por lo que es muy importante mantener estables unas condiciones de alta oxigenación para mantener un lago en perfecto estado.

Si la aireación se ve complementada con la introducción de ozono (el oxidante utilizable más potente de la naturaleza), por el proceso de Ozoaireación, este efecto se ve multiplicado, lo que se añade a los efectos de éste como clarificante y de eliminación de olores, así como de reducción de materia orgánica. El ozono se auto descompone en oxígeno, por lo que además contribuye a una superior oxigenación del agua.

Otro nutriente fundamental para las algas es el Dióxido de Carbono, ya que es absolutamente necesario para la fotosíntesis. Una aireación profunda bien diseñada, provocará la drástica reducción del CO2 presente en el agua, por arrastre, reduciendo de forma exponencial la posibilidad de proliferación vegetal acuática.

Reducción de fangos

En un lago o estanque, los restos de materia vegetal en descomposición, así como el aporte orgánico procedente de las aguas de alimentación del lago, o de escorrentías procedentes de los terrenos adyacentes, se depositan en el fondo, formando una capa de sedimento orgánico que aumenta la demanda de oxígeno del lago, y genera nuevos nutrientes biodisponibles para el crecimiento de las plantas y algas acuáticas.

Aparte de los problemas generados sobre el mismo lago, en muchos casos estos fangos son absorbidos por los sistemas de riego, pudiendo atascar bombas, y provocando serios problemas, enfermedades, e incluso la muerte de la hierba en algunos casos, ya que estos fangos suelen contener metales pesados, bacterias anaerobias y materia orgánica en descomposición.

Las condiciones anaeróbicas creadas en el fondo del lago por estos fangos orgánicos normalmente desembocan en olores indeseables por los gases que se generan, como metano o ácido sulfhídrico.

Por medio de la instalación de Ozoaireación profunda en un lago, conseguimos varios efectos, ya que afectamos a los tres factores clave: oxígeno, nutrientes y temperatura.
Difundiendo grandes cantidades de oxígeno, se crea y fortalece una gran colonia de bacterias aerobias, que trabajarán limpiando el lago de nutrientes orgánicos y desechos.

Aparte del ataque de las bacterias aerobias, tendremos el efecto oxidativo del oxígeno en sí sobre la materia orgánica, y el efecto oxidativo mucho más potente, el efecto clarificador y el efecto desodorizador del Ozono. Además evitaremos que el fósforo sea capaz de abandonar de los sedimentos.

Finalmente, debido al fuerte efecto de recirculación creado con la aireación profunda, eliminamos la estratificación, bajando así la temperatura del agua de superficie y oxigenando intensivamente las zonas profundas.

Una Ozoaireación bien dimensionada, no sólo evitará la deposición de nuevos fangos orgánicos, sino que, con la introducción inicial de un aporte de bacterias aerobias, produce reducciones en fangos ya existentes de hasta varias decenas de centímetros al año.

Reducción de fangos

Tras la instalación de un sistema de Ozoaireación, se evita la proliferación de mosquitos y otras larvas acuáticas, por varios efectos.

El primero de ellos es la reducción de nutrientes orgánicos de los que las larvas dependen para su crecimiento, impidiéndolas llegar a término.

El segundo efecto es la mejora de las condiciones de vida para depredadores naturales de insectos como los peces.

El tercero de estos efectos, y el más determinante, es la remoción continua de la lámina de agua, lo que imposibilita las condiciones que necesitan las larvas para evolucionar, ya que se desarrollan flotando en la superficie porque respiran aire y necesitan aguas en calma para mantener ese equilibrio entre su parte aérea y su parte acuática, por lo que con ese movimiento del agua no es viable el desarrollo de las larvas sobre la superficie del agua.

Donde actuamos

  • Campos de Golf

Nuestros sistemas ARIO3, son usados en los lagos de los campos de golf para evitar la proliferación de algas y malos olores, mejorando la estética del campo y la calidad del agua usada para el riego.

  • Lagos para refrigeración

Nuestros sistemas de burbuja fina son un método eficaz para la optimización de la capacidad de enfriamiento en captaciones industriales, reduciendo al mínimo la estratificación de la temperatura.

  • Lagos de abastecimientos y balsas de riego

La Ozoaireación de burbuja fina se utiliza en pantanos y embalses, arroyos, balsas de retención de aguas de lluvia con el fin de evitar la eutrofización, consiguiendo un aporte de oxígeno elevado y eliminar la estratificación.

  • Lagunajes de aguas residuales

Nuestros sistemas de Aireación de burbuja fina, instalados en lagunajes de aguas residuales, reducirán la DBO, el amoniaco, los sólidos en suspensión eliminación de olores y reducción de fangos.

  • Deshielo

Nuestros sistemas de aireación también son utilizados para el deshielo de lagos. Permite la salida al exterior de gases tóxicos y evita la mortandad en los peces.