Ultravioletas

El sol emite una luz invisible: ultravioleta.

Este fenómeno natural se reproduce en el interior de los reactores ultravioletas gracias a la utilización de potentes lámparas de última tecnología que emiten radiación UV-C.

En el espectro electromagnético entre los 100 y 800 nanómetros, Los rayos UV están divididos en 4 longitudes de onda, UV-A, UV-B, UV-C y UV-V, incluidas en el rango comprendido entre los 100 y 400 nm.

La radiación UV-C a 254nm penetra en el corazón de las células de los microorganismos y perturba su metabolismo hasta destruirlos por completo (incluyendo legionella, giardia y cryptosporidium), impidiendo su reproducción.

CONTENIDO

Que es la luz ultravioleta?

La luz ultravioleta es la región del espectro electromagnético de radiación que se encuentra entre los rayos X y la luz visible con longitudes de onda que van desde 180 hasta 400 nanómetros (nm).

La luz ultravioleta, conocida generalmente como UV, es emitida en cuatro diferentes bandas UV-V, UVA, UV-B y UV-C. Así pues, la radiación con mayor efecto germicida se encuentra entre las bandas UV-C Y UV-B, correspondiendo a 260 nm.

De modo que la longitud de onda a 254 nm generada por emisores monocromáticos (presión baja) proporcionan la máxima efectividad germicida, inactivando los cinco principales grupos de microorganismos— virus, bacterias, hongos, algas, y protozoos.

Es decir, la energía producida por la radiación UV-C daña los ácidos nucleicos formando moléculas dobles (dímeros de timina) que bloquean la duplicación del ADN, impidiendo que se desarrolle la célula.

Las lámparas de Ultravioletas producen unos fotones de radiación UV, que son absorbidos por las moléculas en el ADN del organismo, rompiendo los enlaces de hidrógeno. Esta reacción evita la duplicación del ADN y convierte las moléculas en inactivas.

Con una dosis suficientemente alta de Ultravioletas, la alteración genética es tal, que el macroorganismo deja de funcionar y por lo tanto muere.

La propiedad que tiene el ADN, presente en el núcleo de las moléculas de todos los microorganismos (bacteria, virus, hongos y quistes) de absorber la radiación UV produce el efecto de rompimiento de las cadenas de los aminoácidos de proteínas, causando una disrupción metabólica afectando su mecanismo reproductivo y logrando así su inactivación, eliminando sus propiedades para producir enfermedades y de crecimiento microbiológico. Uno de los principales beneficios al aplicar luz UV con propósitos de desinfección es que no se utilizan ningún tipo de químico para ello.

La desinfección es considerada como el principal mecanismo para la desactivación o destrucción de organismos patógenos con el fin de prevenir la dispersión de enfermedades transmitidas a través del agua, tanto a los usuarios aguas abajo como al ambiente. Es muy importante que el agua residual sea tratada adecuadamente antes de realizarse las actividades de desinfección para que la acción de cualquier desinfectante sea eficaz.

La eficacia del sistema de desinfección con luz ultravioleta depende de las características del agua residual, la intensidad de la radiación, el tiempo de exposición de los microorganismos a la radiación y la configuración del reactor. Para cualquier planta de tratamiento, el éxito de las actividades de desinfección está directamente relacionado con la concentración de componentes coloidales y de partículas en el agua residual.

La dosis eficaz

La dosis de los reactores UV se determina en función del caudal, ya que es la combinación entre el tiempo de contacto en el reactor y la potencia de la (o de las) lámpara(s), lo que permitirá garantizar una dosis (expresada en milijulios por centímetro cuadrado mJ/cm2) necesaria y suficiente para la erradicación en un 99,9% de los microorganismos (bacterias, virus, algas en suspensión, …).

Los reactores ultravioletas, colocados en los circuitos de filtración, tratan en cada paso y de manera continua el caudal considerado, en función de la turbidez y de la transmitancia indicadas.

Todos los microorganismos son así erradicados sin adición de ningún producto químico. De este modo conseguimos que el agua quede sana y absolutamente desinfectada.

La desinfección se emplea para eliminar bacterias, virus y otros seres vivos dañinos que pudieran interferir en el equilibrio vital del acuario (hongos, fito y zooplancton, etc.)
Este proceso debe de utilizarse tras la filtración, ya que las partículas en suspensión y compuestos orgánicos generalmente disminuyen la eficacia de estos

Es el sistema más utilizado en acuicultura principalmente para desinfectar aguas limpias. Estos son solo aplicables en aguas poco cargadas de materia en sólidos en suspensión y con bajo contenido de hierro.

En la actualidad se puede destacar tres principales fuentes de UV-C

  • BAJA PRESIÓN ALTA INTENSIDAD

Espectro electromagnético: 254nm

Potencia de la lámpara: 14W y 100W

Temperatura del agua: 10 a 35°C

 

  • AMALGAMA DE BAJA PRESIÓN

Espectro electromagnético: 254nm

Potencia de la lámpara: 40W a 800W

Temperatura del agua: 3 a 60°C

 

  • MEDIA PRESIÓN

  Espectro electromagnético: Rango: 200 a 400 nm

  Potencia de la lámpara: 270W a 22 kW

 

Resultados

  • Eliminación de nitritos
  • Eliminación de olores y sabores
  • Eliminación de color
  • Ausencia de THM´s
  • Desinfección de patógenos
  • Eliminación de compuestos orgánicos disueltos
  • Eliminación de materia coloidal
  • Aumento del oxígeno disuelto

Ventajas de la desinfección ultravioleta:

  • La desinfección con luz UV es eficaz para la desactivación de la mayoría de los virus, esporas y quistes.
  • La desinfección con luz UV es más un proceso físico que una desinfección química, lo cual elimina la necesidad de usar productos químicos tóxicos, peligrosos.
  • No existe ningún efecto residual que pueda afectar a los seres humanos o cualquier organismo acuático.
  • La desinfección con luz UV es de uso fácil para los operadores.
  • La desinfección con luz UV tiene un período de contacto más corto en comparación con otros desinfectantes.
  • El equipo de desinfección con luz UV requiere menos espacio que otros métodos.